< Regresar al Blog

TOMAR UN NOMBRE ESPIRITUAL

Dec. 5, 2016

Es probable que usted en algún momento haya escuchado a los profesores de iO llamarse entre ellos con un nombre diferente al que conoce.

En la práctica del Yoga, algunos Maestros espirituales, llamados Gurús (que puede entenderse como aquel que te lleva de la oscuridad a la luz y que han alcanzado los estados de consciencia más elevados que ofrece ésta práctica) entregan nombres a sus chelas (estudiantes) con el fin de ayudarlos en su camino a reconectar con su esencia primordial.

Dice Amma: Tomar el nombre espiritual, es como tomar un nuevo nacimiento. Al identificarte con él  es un recordatorio de tu verdadero Ser. Si te enfocas en él, el nombre realmente te puede ayudar a realizar tu verdadera naturaleza. El nombre espiritual  ayuda a recordar que, de hecho, somos el Paramatman (Ser Supremo).

En iO, algunos profesores tenemos Gurús, y estos nos han bendecido con un nombre espiritual. Hoy queremos compartir su significado con ustedes.

A lo largo de los meses algunos de nosotros iremos compartiendo un poco más de detalles con relatos de cómo recibimos estos nombres y cuál ha sido el impacto que ha tenido en nuestras vidas.

Deseamos con esto hacerlos parte de nuestros caminos personales en este regalo que llamamos Yoga. Que ustedes, nuestros clientes se sientan cada vez más cercanos a nosotros y que recuerden que antes de ser profesores somos estudiantes.

 

Padma (Verónica): La Flor de Loto.

Tulsi Devi (Silvia): Diosa Albahaca (planta sagrada en India).

Narayan (Hunter): Nombre muy antiguo de Vishnu (Energía que preserva la vida)

Pushpa (Fiorella): La Flor que se ofrece a la Divinidad.

Bhagya (Kristy): Nombre poco conocido de Lakshmi (Energía de la abundancia)

Kalika (Sasha): La negra.

Con amor, Kalika (Sasha)