< Regresar al Blog

TAPAS: EL FUEGO INTERNO, AUSTERIDAD Y DISCIPLINA

Dec. 8, 2016

En la práctica de yoga, las 8 ramas de Patanjali delinean la manera en la que podemos crecer nuestra practica como seres espirituales. La primera rama son los Yamas o nuestra conducta hacia otros. La segunda rama son los Niyamas o nuestra conducta hacia nosotros mismos. Los Niyamas se dividen en cinco conductas. La tercer de estas se conoce como Tapas o tener austeridad y disciplina. 

 

A través de la práctica de yoga, me he dado cuenta que Tapas es tener la disciplina de iniciar y continuar con nuestra práctica sin importar las circunstancias. 

 

Tapas es el fuego interno. Es el deseo de conocernos. No a nuestro Ego, si no a nuestra esencia, la conciencia pura. En nuestra práctica de yoga no es ver como podemos hacer mas chaturangas ni como podemos pararnos de un dedo de la mano, Tapas es querer descubrir cada vez más y más profundo nuestra propia conciencia. Es entregarnos a la práctica de la sabiduría interna. Es entregarnos a ser mejores personas. Es entregarnos a SER en vez de HACER. 

 

Me encanta dormir. Siempre me ha encantado. Fácil podría dormir unas 12 horas todos los días sin queja alguna. Mi papá dice que parece que tengo un interruptor de luz interno. Cuando es hora de dormir, lo apago y, así de fácil estoy dormida. 

 

Tapas es ese impulso que hace a un oso perezoso como yo pararse de la cama una hora antes de lo necesario para poder llegar al punto de meditar. Es la disciplina interna que me mueve a no seguir presionando snooze. Tapas es en el momento que la llama interna se enciende, no se puede apagar más y nos mueve a quemar todo eso que no nos beneficia. Y aunque podría dormir para siempre, es Tapas lo que me levanta y me hace saber que hay algo más que estar de panza. Es Tapas que me hace saber que la única victoria que tengo que ganar es la de mi propia conciencia por que perder significa mantenerme ciega a lo que hay internamente y ya no hay vuelta atrás. 

 

Tapas también se traduce como austeridad. No excedernos en los placeres de esta vida, como rascarnos la panza y soñar, cuando tenemos nuestra propia conciencia que atender. Es llegar a nuestro mat a practicar sin faltar. 

 

Es Tapas que nos permite seguir explorando. Tapas es la chispa que enciende la curiosidad. Es querer enfrentarnos con todas esas batallas internas para llegar a un punto de paz. Es lo que nos impulsa a seguir cuando queremos parar. Cuando creemos que es muy doloroso continuar, es Tapas lo que nos permite ver mas allá. Es comprometernos con nosotros mismos y con nuestra práctica. Esta práctica de yoga que permite conocernos cada vez un poco y un poco más. Es despertar a querer vivir una vida plena siendo seres mas concientes. 

 

Los invito a todos a encontrar eso que los mueve. Eso que los impulsa una y otra vez a llegar a su mat. A respirar. A sentir. A conciliar. Y una vez que lo sientan, comprometerse con todo corazón a esa práctica para así ir conociéndonos cada vez más y más. Sin excedernos con gustos. Disciplinados. Esto es Tapas

 

Tapas es seguir con nuestra práctica de autoconocimiento hasta cuando nos de pereza. Tapas es dormir ocho en vez de doce horas. Tapas es comprometernos a seguir con nuestra práctica hasta cuando no fluya, cuando sea incómoda, cuando sea dolorosa. Tapas es eliminar todas las excusas por las cuales no podemos practicar. 

 

Tapas es el fuego interno que nos compromete a sentir, a observar, a notar, a concientizar. 

 

 

Tapas es el fuego interno que nos compromete a SER.